¿Quién soy?

Mi nombre es Cristina Sandín Vázquez. Durante años realicé escuelas de padres en las que tenía el valor de explicar y aconsejar sobre premios y castigos, límites y normas.
Después fui madre.

Madre, Maestra y Psicopedagoga

La lupa lo ve

Existe la opinión generalizada de que cada uno con sus hijos lo hace como puede y que
nosotros como adultos “no hemos salido tan mal”.

Bueno, la verdad es que nosotros como adultos somos como somos A PESAR de cómo nos han educado y no gracias a ello. (Y que levante la mano quien crea que tiene una vida adulta plena en todos sus aspectos).

¿Qué es la
Educación Respetuosa?

Los niños aprenden un poco de lo que les dices y mucho más de tu ejemplo, pero sobre todo aprenden de cómo haces que se sientan.

Mi punto de partida es un argumento sencillo: no educo a mis hijos respetuosamente para que sean más buenos, más listos ni más guapos.

DESCUBRE

Qué podemos hacer

Piensa en el formato que más se adecúa a tus posibilidades y nos ponemos a ello.

Z

Asesoría personalizada

Acompañamiento on-line y a domicilio en el corredor del Henares.

Z

Charlas y talleres para grupos

Seguro que la AMPA del centro escolar de tu peque o tu Ayuntamiento están encantados de echarnos una mano.

Por libre, si os juntáis unos cuantos y conseguimos un local y un proyector podemos hacer algo bonito.

Z

Formación a docentes

Con un proyecto de formación para educadoras de Escuelas Infantiles o a través del CTIF para tu CEIP.

Testimonios

Los posts de La Lupa Lo ve a menudo me hacen reflexionar sobre la forma en la que hablar a los alumnos en el aula y Cristina me ayuda a ver la Educación desde otro punto de vista: el respeto y no tantos estándares de aprendizaje.

R. A. Profesora seguidora en redes
R. A.

A Cristina la he conocido por casualidad, es una mamá maravillosa, paciente, a parte de psicóloga claro. Nos ha introducido en la educación respetuosa, ofreciendo pautas y tb libros.
Gracias a ella mi relación con mis hijos ha mejorado mucho, y aunque el camino es largo y duro estoy muy agradecida.
Gracias por enseñarnos a ser mejores personas.

M.B. Recibe Asesoría a Domicilio
M.B.

Para mi ha sido un gran descubrimiento saber que si tratas a los peques con amabilidad y respeto ellos responden de la misma forma. Ante, una “rabieta”, se baja la voz, le miras a los ojos, le dices que le quieres y que le escuchas….¡vaya si funciona!

C. M. Seguidora en redes
C. M.

La Lupa remueve conciencias, pone el foco en esas actitudes a las que normalmente no se les da ninguna importancia pero que, en realidad, son el germen del respeto a la infancia. Cristina nos invita a reflexionar sin juzgarnos, nos motiva a ir más allá del “se ha hecho así siempre”

¡Cristina contagia amor!

Elena Jiménez Seguidora en redes
Elena Jiménez

¿Qué se hace en el taller? Aprender, observar, escuchar, ver que no hay una forma de hacer, hay infinitas, pero en todas un denominador común, la clave: desde el respeto y amor a la persona que llámanos niñ@.

He observado dudas, culpas, miedos, inseguridades… en unas primeras sesiones… para después convertirse en liberación, valentía, esperanza,

Silvia Buenestado Participó en "Vísteme Despacio"
Silvia Buenestado

SOCIAL

La lupa en las Redes

Lalupa
Lalupa
Villalbilla, Madrid, Spain
Lalupa
Lalupa
☀️🏖️ Familia y vacaciones. 🏖️☀️

Batiburrillo de ideas y reflexiones desordenadas... Aplicable desde bebés hasta adolescentes.
Si algo de esto te resuena, para ti es. ☺️

- El cambio de horarios y rutinas requiere un sobreesfuerzo cerebral que puede generar que se 'pasen de rosca' y que te sientas retada constantemente. Recuerda siempre que no te están provocando, están pidiendo ayuda para hacerlo de otra manera.

- Su 'mal comportamiento' es síntoma de que necesitan gestionar una necesidad o situación que les supera. Sus necesidades socioemocionales siguen existiendo en verano y tú eres la clave para su regulación.

- Ojo a las necesidades fisiológicas también. Sueño, hambre, exceso de ruido o calor... Un 'anestésico' tipo bolsa de gusanitos o móvil para que se entretenga puede volverse en tu contra cuando no puedas o quieras utilizarlo más adelante.

- Aprenden siempre, aun cuando no sea nuestra intención que lo hagan. Cuida tus palabras, cuida tu comportamiento.

- Lo que para ti puede resultar un planazo, para ellos puede ser un soberano aburrimiento. Intentar buscar el equilibrio para respetar las necesidades de todos es lo deseable.

- Educar, respetuosa o irrespetuosamente, 'natural' o conscientemente, no es fácil. Nada fácil. Igualmente te va a costar trabajo, así que tú decides si haces que sea un rollazo o intentas hacerlo bonito.

- Date unos días de tregua con las Redes Sociales... Desconecta para conectar.

- Las expectativas sólo te harán sentir insatisfacción permanente. Seguís siendo personas afortunadamente imperfectas, va a haber momentos bonitos y momentos difíciles, también en vacaciones.

.
.
.

Estas ideas son para que te inspiren, para que te gustes al tenerlas en cuenta, no para que te sientas mal por no cumplirlas. La culpa no cabe en LaLUPA, básicamente porque la culpa no existe. (Son los padres jiji)

Y recuerda siempre: Las familias reales no son perfectas. Las familias perfectas no son reales.

www.lalupa.org

#DisciplinaPositiva #LaLUPA
#EducaciónRespetuosa
#Vacaciones #Familia
#FamiliasImperfectas
Lalupa
Lalupa
YO SOY LA PERSONA ADULTA.

Yo pongo los límites, no para controlarte. Yo pongo los límites por salud, por seguridad y por respeto, a ti, a mí, a las personas que nos rodean, a la situación. Cuando crezcas los acordaremos juntos. Mientras tanto, yo soy la persona adulta.

Yo respeto tus propios límites, los que necesitas para ti y para tu cuerpo. Excepto en situaciones de emergencia, de seguridad o de salud, tu cuerpo es tuyo y nadie tiene derecho a exigirte nada. No te obligaré a hacer nada que no quieras hacer. Respeto tus límites para que puedas aprender a respetar los límites de los demás. Yo soy la persona adulta.

Yo controlo mis emociones. Si me desbordo, me alejo, respiro, y vuelvo cuando haya recuperado el control sobre mí. Controlo mis emociones y así podrás aprender la importancia de controlar las tuyas. Yo soy la persona adulta.

Yo no pego, no grito, no amenazo, no insulto. No lo hago a nadie, y menos a alguien que me quiere, que me necesita y que se mira en mí para saber lo que significa ser adulto. Yo soluciono mis conflictos hablando, o poniendo distancia, o pidiendo ayuda, y tú podrás aprender a hacer lo mismo con los tuyos.
Yo soy la persona adulta.

Yo también me equivoco. Me disculpo cuando hago algo que no es propio de la persona adulta. Rectifico, pido perdón, e intento reparar el daño que haya podido hacer. Verme pedir perdón de corazón cuando hago algo mal, te ayudará a entender que no hay nada vergonzoso en reconocer un error, que todos nos equivocamos y que la disculpa es el primer paso para ser mejor persona, y el error una oportunidad para aprender. Yo soy la persona adulta.

Yo tengo paciencia cuando tienes problemas respetando mis límites, o los de tus amigos; cuando pierdes el control de tus emociones, cuando gritas, o pegas, o no haces lo que se espera de ti. Te hago saber que no está bien, y hago lo necesario para ayudarte. Lo hago sin herirte, sin humillarte, sin castigarte, desde el amor, desde la comprensión, desde el entendimiento de que estás aprendiendo. Comprendo que tú aún estás viviendo tu infancia y la persona adulta soy yo.

.
.
.

www.lalupa.org